Obituario: “Muertes prematuras”, por Julián Redondo

muñoyerro_dep

Miguel Delibes lo describe en su novela de manera tan sutil que resulta mucho más agradable encontrarse con la hoja roja que situar la proximidad del óbito en primera línea de la playa. Menos poético, pero igual de descriptivo. Suele ir con la edad. Cumplimos años y según avanzamos nos acercamos a la parca con la resignación de quien asume el final, pero detestamos encontrarnos con ella de manera abrupta, que es como se me han ido marchando varios amigos, todos ellos, todos nosotros, enredados durante años en el ciclismo, manantial de nuestra amistad sólida y eterna.

 

El primero que marcó ese rumbo involuntario fue Juan Mari Guajardo, prodigio de la amistad que se fugó del pelotón en 1995, demasiado joven. Le siguió en esa mortal escapada Pedro González, entre Nochevieja y Año Nuevo del 2000. Se acostó y ya no despertó ese oscuro 1 de enero. Maldito infarto. El siguiente fue Felipe Recuero, mi hermano, cercado por un cáncer que no le dio cuartel. Murió en abril de 2016, un fatídico día 12, hace casi exactamente tres años. Por último, el último,  Iñigo Muñoyerro, la cultura hecha periodista, atacado virulentamente por un ELA que le machacó en apenas cuatro meses y le dejó en la estacada el 8 de mayo.

 

Dicen que los amigos, los de verdad, se cuentan con los dedos de una mano. Si fuera así solo me quedaría uno… Mas soy afortunado, tengo más, no los casi 5.000 de esta exagerada cuenta de Facebook, pero sí los de la otra mano, por lo menos, sin contar otros queridísimos que también se fueron y que poco o nada tenían que ver con el entrañable mundo ciclista, donde la cosecha de amigos, entre viaje y viaje, Vueltas, Giros y Tours, cada temporada se hacía más grande; aunque ahora no nos lo parezca, dadas las bajas que estamos sufriendo por la prematura aparición de esa hoja roja. Descansad en paz, queridos amigos, compañeros, hermanos.

 

Julián Redondo

(Presidente de la AEPD)

 

Iñigo Muñoyerro nos dejó a los 66 años en Bilbao con el ciclismo y la montaña como grandes pasiones

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies